jueves, 19 de septiembre de 2019

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

LogoIberica1

Gijón



"Por ser ésta la inclinación que el Señor me ha dado..." (F 1,7)

FOTO

Aunque la Provincia se ha expansionado, ensanchando sus fronteras no es motivo para olvidar los compromisos que forman parte de nuestro ser carmelitano. En nuestros “genes carmelitas” está nuestra condición misionera.

Lleva resonando en nuestra Orden la pregunta que un día se hiciera Santa Teresa y que hiciera a sus monjas del Carmelo de San José: “¿Qué tales habremos de ser…?” En este año en que estamos celebrando el Vº Centenario del Nacimiento de  Santa Teresa la pregunta se hace más incisiva. Y con ella y como ella tenemos que responder que una de las muchas facetas que nos caracterizan como auténticos carmelitas es nuestro ser misionero, con todo ese abanico de campos que conlleva esta palabra. El Papa Francisco en su exhortación apostólica “Evangelli Gaudium” nos invitaba a todos los cristianos a despertar y renovar nuestro espíritu misionero. Y más obligados a ello estamos los que nos sabemos hijos de Teresa de la que hemos heredado la tarea misionera; ¡Ojalá que heredemos también su celo misionero1

Y ¿esto a qué viene? –diréis-. Pues a que estamos en vísperas del domingo enclavado en la novena de la Virgen del Carmen. Un domingo que tradicionalmente vivimos elevando al cielo nuestras oraciones por las vocaciones y las misiones carmelitanas. A la vez que hacemos un llamado a las gentes que acuden a nuestros templos a colaborar económicamente en estos dos campos que tenemos encomendados.

Decíamos que se ha ampliado la Provincia y con ella también las responsabilidades misioneras. Como tierras misioneras se viene considerando “en cierto modo” el Vicariato de Uruguay, Bolivia y Paraguay. Pascual Gil, de la “exprovincia” de Aragón y Valencia también nos recuerda el compromiso que ellos siguen manteniendo –ahora también nuestro- con Burkina Faso, Costa de Marfil y Togo. Y tenemos presentes a esos hermanos nuestros que aún permanecen en tierras de misión: Pedro Luis, Juan Cantero, José Setién, Pablo Gallego y Gonzalo López.  Y como nos cuesta poco ser generosos con el saludo y la oración, los ensanchamos para que en ellos quepan otros hermanos como Juan Berdonces, Rafael Santamaría, Javier Yudego y Herminio Gil.

Con el fin de facilitar las tareas pastorales, en la dirección del pie de página ofrecemos las moniciones para las misas, una oración final y el canto carmelitano "Virgen del Carmen bella...", por si alguien quisiera hacer uso de ellos en la liturgia. Gracias  y ¡FELIZ FIESTA DE NUESTRA MADRE MARÍA, LA VIRGEN DEL CARMEN!

Fidel

 

https://www.dropbox.com/sh/2t8ghjuhrl7ijzj/AACjePwAyHfvUk14Hcz_-an8a?dl=0



Documentación: docVIRGEN+DEL+CARMEN+BELLA.mp3

Enlace web https://www.dropbox.com/sh/2t8ghjuhrl7ijzj/AACjePwAyHfvUk14Hcz_ ... a?dl=0

enviar por email Imprimir

« La Virgen del Carmen bendice a la Villa de Gijón "El último de los profetas en Burgos" »