domingo, 22 de septiembre de 2019

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

felices



PEREGRINACIÓN “CAMINO DE LUZ” EN SUCUMBÍOS

Adjunto el comentario que apareció en el blog de Isamis:

PEREGRINACIÓN “CAMINO DE LUZ” EN SUCUMBÍOS, ECUADOR SANTA TERESA DE JESÚS, CON EL SIGNO-RELIQUIA DE SU BASTÓN (Parte 1) Miércoles 19 de noviembre de 2014 Llegó a Sucumbíos Camino de Luz, la peregrinación de Santa Teresa de Jesús, -Teresa de Ávila, Santa Doctora de la Iglesia, en el contexto de la celebración de 500 años del nacimiento de esta maravillosa mujer que nos ha enseñado tanto y sigue haciéndolo, desde su experiencia de vida, de Dios, desde su palabra y su obra. Ha sido una oportunidad para asomarnos a ver cuánto de su carisma teresiano-carmelita es sustrato de nuestra Iglesia Comunidad, agradecerlo y animarnos a seguir actualizándolo como responsabilidad histórica y eclesial. Somos parte de ese recorrido que partió de Ávila el día 15 de octubre de 2014 (festividad de la Santa) y recorrerá el mundo por lugares teresianos en los cinco continentes (Europa, Asia, América, África y Oceanía), incluidas misiones en activo, hasta regresar el 28 de marzo de 2015, cuando se cumple el V Centenario del nacimiento. Veamos algo de lo que dice el portal web http://caminodeluz.stj500.com/: “Santa Teresa de Jesús ha sido popularmente conocida como “la monja inquieta y andariega”. A lo largo de su vida, caminó por toda España fundando conventos de la Orden del Carmelo Descalzo. La idea de la vida como camino, como peregrinaje, incluso como “misión”, está por tanto íntimamente ligada a su vida y a su memoria. Posteriormente, este espíritu andariego, emprendedor, creativo y de búsqueda de la fe y de la verdad, se ha extendido por todo el mundo… donde han surgido vocaciones que mantienen viva la llama que prendió Santa Teresa y que no deja de contagiar… La Santa sigue caminando y engolosinando a multitud de buscadores de los más altos valores en todas las culturas a través del caminar de sus amigos en los cinco continentes. Camino de la luz quiere ser un reconocimiento y un homenaje a ese aspecto tan particular de la vida de Santa Teresa, y a la vez, es una manera de comenzar de forma simbólica el centenario propiamente dicho. Busca unir personas de diferentes razas y culturas, ya que es una invitación a participar a todo el que desee vivir esta experiencia, y resaltar así al espíritu universal tanto de Teresa como del V Centenario que celebramos.” Estas palabras suenan a la invitación que hiciera el Papa Francisco de la urgencia de una Iglesia en salida, una Iglesia Misionera y  Teresa de Jesús nos da la pauta. Alegre, intensa, sentida, plena de sentido y con amplia participación, se vivió este 19 de noviembre de 2014 en Sucumbíos, la significativa peregrinación Camino de Luz con el signo-reliquia del Bastón de Santa Teresa de Jesús, como invitación a seguir caminando con ella. Se hizo con diversas paradas y celebraciones, acompañada por gente de las comunidades a lo largo de 82 kms., desde el Centro de Espiritualidad “Monte Carmelo” en Puerto Libre hasta Lago Agrio, con la Misa y la vigilia teresiana de oración, en la Catedral Nuestra Señor a del Cisne en Lago Agrio a las 7 p.m., y contó con el acompañamiento permanente de Monseñor Celmo Lazzari, nuestro Obispo de Sucumbíos, a lo largo de todo el día y en la noche. Monseñor Celmo, agradeció a la Orden que se haya elegido este Vicariato, como el segundo de los dos lugares en Ecuador, contemplado con la presencia de esta reliquia y agregó: “a la que es justo que esta misión abra sus puertas porque su carisma trajo los primeros misioneros esta tierra. Queremos que Santa Teresa vea, contemple lo que a través de su carisma se realizó acá y que ella nos ayude a continuar en sus huellas”.   Enseguida algunas de sus palabras en la homilía de la Misa:   Agradecemos el carisma de Santa Teresa de Jesús, este carisma presente desde el inicio de la evangelización en nuestra Iglesia de San Miguel de Sucumbíos, agradecemos a los Padres Carmelitas –algunos presentes hoy aquí-, a Monseñor Gonzalo López Marañón. El carisma teresiano carmelita se ha ido actualizando en la Iglesia en cada persona de las congregaciones que lo comparten, intentando vivir cada uno/a ese carisma y manifestarlo. Celebramos el trabajo delos carmelitas y otras comunidades presentes aquí y a Teresa de Jesús con su radicalidad, que nos lleva cuando las cosas no están bien, a la fuente verdadera: el Evangelio. Las semillas sembradas se siguen cultivando, el carisma está presente, la historia no se borra, la paciencia todo lo alcanza  dice Santa Teresa… En la Misa que presidió Mons. Celmo, estuvieron presentes el sacerdote carmelita Antonio González, Secretario del Carmelo Descalzo para la Celebración del V Centenario, y demás personas del Equipo de Camino de Luz; también Mons. Jesús Esteban Sádaba, Obispo del Vicariato del Aguarico con los Padres Carmelitas Descalzos José Septien y Juan Cantero de ese mismo Vicariato; el Padre Miguel Ángel Díaz, Provincial de los Carmelitas Descalzos de Colombia-Ecuador;  el P. Marcelo Sarmiento, Delegado Provincial de los Carmelitas Descalzos en Ecuador y el Padre Juan Berdonces de Quito; Madres Carmelitas Descalzas del Monasterio de  Ibarra; Hermanas Carmelitas de la Divina Providencia de El Puyo; y de la Iglesia de Sucumbíos que comparten esta espiritualidad teresiana: Hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón, del Equipo Misionero del Colegio intercultural bilingüe Abya Yala y Hermanas Teresianas de Ossó del Equipo Misionero del Centro de Espiritualidad de Puerto Libre. Por supuesto los sacerdotes diocesanos incardinados y religiosos del Vicariato, religiosas, misioneros y misioneras de los distintos equipos misioneros, ministerios servidores e integrantes de las distintas comunidades de todas las pastorales: negra, urbana, indígena y campesina y del Movimiento Apostólico Juan XXIII. De igual manera autoridades civiles, integrantes de organizaciones de mujeres y otras organizaciones populares y sociales de la provincia. Todas y todos, como Mons. Celmo, agradecidos a la Orden Carmelita por la oportunidad que ha tenido Sucumbíos de acoger el Bastón de Santa Teresa de Jesús, no solo como Iglesia sino como sociedad civil. Se destacó al final de la Misa, el agradecimiento conjunto desde la animación misionera y la sociedad civil que han crecido juntas aquí y se agradecen juntas: mística y profecía están unidas. El P. Antonio González, manifestó su alegría por estar el Camino de Luz en esta Iglesia joven que han contribuido a construir los misioneros Carmelitas Descalzos, y que el carisma sigue presente en las Teresianas de Ossó y las Carmelitas del Sagrado Corazón y porque lo sembrado sigue… eso esperan. Dijo que Santa Teresa creó conventos de monjas -como el de las Madres de Ibarra, presentes-, que con su oración son fuerza en la Iglesia. El bastón es testigo de esas fundaciones y del deseo misionero de la Santa recogido en su célebre frase: “Determiné hacer eso poquito que estaba en mí.” Santa Teresa nos invita a entrar en nosotros/as mismos/as para que el Evangelio tenga espacio en nosotros/as, para luego transmitirlo con actitud de entrega y servicio desde la comunión, desde la justicia y la reconciliación. El bastón recuerda una frase muy propia y casi de las últimas de Santa Teresa: “es tiempo de caminar”. Que esta visita de Santa Teresa nos ayude a encontrar el camino y vivirlo, dijo. La representante de las organizaciones sociales de Sucumbíos, expresó que la gratitud da sentido a nuestro pasado, y agradeció a Dios Padre y Madre  por el carisma teresiano carmelita, a Monseñor Gonzalo López Marañón, a los Padres Carmelitas que vivieron y dieron su vida en Sucumbíos, a las Carmelitas del Sagrado Corazón, Carmelitas Misioneras, Teresianas de Ossó, al Carmelo seglar y a todas las personas que han hecho posible que tengamos fe y esperanza en la posibilidad de transformar el mundo desde nosotras/os mismas/os, comunitariamente. Al final el Padre Miguel Ángel Díaz, Provincial de los Carmelitas Descalzos, expresó a Monseñor Celmo Lazzari: “Quiero en nombre de la Orden expresar mi inmensa gratitud por su cercanía, por su bondad, por haber permitido traer a esta Iglesia particular el Bastón de Santa Teresa, algo tan significativo para nosotros Carmelitas. Y en nombre de José Septien, de Juanito Berdonces, de Juanito Cantero, de Pablo Gallego, de Pedro Luis Rodríguez que se encuentra  en Argentina, del Padre Marcelo Sarmiento, Delegado de Ecuador y del Superior  General que está al tanto de este acontecimiento, agradecerle infinitamente haberles permitido venir a esta Iglesia,a su Iglesia, poder celebrar con todo este querido pueblo de Dios, este homenaje a Teresa de Jesús, con nuestras queridas hermanas de la Compañía de Santa Teresa (Teresianas de Ossó) que lo han dado todo para hacer posible este evento. Cuente con nuestro respeto, nuestra fidelidad, nuestra obediencia y también nuestra disposición como Orden. En usted también agradecer a este querido presbiterio que ha acompañado la historia de estos frailes, hermanos nuestros a lo largo de tantos años, con generosidad, con bondad, con cercanía, con amistad, todo ello que habla de comunión, signo de la presencia del Señor entre nosotros. Y también me atrevo a darle un agradecimiento muy especial a Mons. Jesús Esteban Sádaba, también por toda la bondad, la cercanía y la generosidad que ha tenido con nosotros. El Señor los bendiga y de  nuevo gracias por permitirnos estar en su Iglesia.” Fue una Eucaristía llena de Vida desde la vida, de teresianismo y de Carmelo, de historia y esperanza, de "presencias presentes y ausentes", que no nos dejan indiferentes, de profunda gratitud "desde la animación misionera y la sociedad civil que allí crecieron juntas" como "mística y profecía están unidas", en las huellas de Teresa hacia el Señor que nos convoca. Nota: Les compartiremos otra entrega con más hechos y aspectos significativos de esta peregrinación en el recorrido y en la Misa. 

Make Money at : http://bit.ly/copy_win


enviar por email Imprimir

« FELIZ DIA DE LA PROVINCIA CAMINO DE LUZ EN SUCUMBIOS »