viernes, 23 de agosto de 2019

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

gijon

Gijón



"A LAS PUERTAS DE LA FIESTA DE LA PATRONA"

FOTO

Dice la sabiduría popular, y con razón, que “las fiestas se conocen por las vísperas”.  Y en vísperas, disfrutando anticipadamente de la fiesta grande de nuestra Villa de Gijón, la fiesta de la Virgen de Begoña, nos encontramos. Vísperas en las que el alma jovial de grandes y pequeños vibra con más fuerza que de costumbre, colaborando a ello los espectáculos y toda clase de diversiones que estos días llenan nuestras calles: danzas, cantos, juegos, pasatiempos… Es como si en unos breves días la ciudad entera quisiera llenar el corazón de gozo y felicidad, hasta hacerlo rebosar, para poder ir gastando después en pequeñas dosis, cuando la monotonía de la vida cotidiana, los trabajos, los problemas, las dificultades, las ocupaciones y preocupaciones… vengan a convertirse en ese sudoroso “pan nuestro de cada día” en el resto del año.
     Y, porque no queremos que la fiesta sea una especie de “fuegos de artificio”, unos días  convertidos en ruido bullicioso, en luces fugaces y en humo que el viento arrastra al país del olvido, nosotros, cristianos, tenemos la misión de llenarlos de alma, acudiendo un año más a la cita con “la Reina de las Fiestas”, NUESTRA SEÑORA DE BEGOÑA. En el amor y devoción del pueblo a ella encontramos el verdadero motivo de los festejos. Es bueno, pues, reconocer y agradecer su presencia maternal en medio de nuestra Villa.
     En este año de la fe, nos acercamos a ella con corazón contemplativo, para descubrirla, como tiempos atrás la llamara el Concilio Vaticanos II, “peregrina de la fe”, siguiendo los pasos de su Hijo Jesús, el Maestro, y guardando en su interior no un cúmulo de verdades dogmáticas conformadoras de su credo, sino esa voluntad de Dios, en ocasiones tan contraria a la nuestra, que hay que digerir y asimilar, para seguir diciendo un Sí incondicional al mismo Dios que desbarata todos nuestros planes. Los evangelios hablan de María como mujer que, ante las contrariedades que la vida le va presentando, medita y “rumia” los acontecimientos extraños que la han “descolocado”. 
     Será una fe que la ponga en camino, “peregrina del amor” la llamará con razón Juan Pablo II, porque será el amor el que la lleve a hacerse “mano tendida solidaria” en la necesidad: Así en Aim Karem con su prima Isabel, así en las bodas de Caná con los novios en apuros, así en el Calvario con su propio Hijo en la Cruz. Es su amor por nosotros el que la sigue trayendo hasta nuestra ciudad, para seguir ofreciéndonos su mano amorosa y fuerte, propia de cualquier madre.
     Recomendamos, pues, que en medio de tantas actividades de estos días, hagamos un tiempo para presentar a la buena Madre las esperanzas, las luchas, los problemas y cansancios de las gentes de nuestra ciudad, oriundos de la misma, o venidos de otros lugares; ese mundo laboral, tan zarandeado por la crisis económica en los últimos años, y que está poniendo en “apuros” a tantas familias y personas; la realidad a  veces gozosa y otras veces dura de nuestros hogares, con presencia en muchos de ellos de ancianos, enfermos y niños, que cada día solicitan mucho cariño y tantos cuidados… Y tantas otras cosas que cada uno albergamos en nuestro corazón.
     Para que podamos cumplir con esa cita ponemos a continuación el horario de los cultos de nuestra parroquia en estos días. Y aprovechamos para saludar a todos y desearles de corazón unas ¡FELICES FIESTAS DE LA VIRGEN DE BEGOÑA!

PREPARAMOS LA FIESTA: TRIDUO

* Días 12, 13 y 14 de Agosto: – 19,30 horas: ROSARIO Y ORACIÓN A LA VIRGEN DE BEGOÑA:
– 20:00 horas: MISA con REFLEXIÓN MARIANA.
PREDICADOR: P. Pedro Ángel Deza, Carmelita, Director de la Editorial “Monte Carmelo” de Burgos.

CELEBRAMOS LA FIESTA:

Día 15 de Agosto, jueves:

Misas:
- mañana: 9, 11, 12, 13, 14 horas
- tarde: 7 y 8 horas.
 
LA MISA SOLEMNE, a las 12 horas.

Contaremos con la presencia del
Grupo Folclórico “XIRINGÜELU”
y de la Coral “COSTA VERDE” de Gijón.



enviar por email Imprimir

« VIRGEN DE BEGOÑA Y SU FIESTA “UN SACERDOCIO DE ORO” »