domingo, 22 de septiembre de 2019

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

membrete


La visita de un santo al Carmelo de Compostela

FOTOQueremos compartir la alegría que tuvimos ayer, primero de Mayo, con la visita de las reliquias de S. Juan de Ávila.
En realidad fue algo casi inesperado, pues nos avisaron con muy pocos días de antelación de que podrían venir a nuestro Monasterio si lo deseabamos. ¡Por supuesto que sí! Siempre es buena la visita de un santo, y más de éste que fue contemporaneo y consejero de la Sta. Madre, y por tantas razones podemos quererle bien.
Lo peor fue que apenas hubo tiempo para  notificarlo a quien pudiese venir, pero al fin se juntó un buen grupo de gente, sobre todo religiosas y religiosos, que casi llenaron nuestra iglesia para la sencilla celebración que tuvimos a las seis de la tarde.  Entre cantos, oraciones, lecturas y comentarios, la paraliturgia duró algo más de una hora. Fue muy bonito sobre todo el escuchar varios fragmentos de la carta con que el Santo comenta a la Santa Madre el libro de su Vida, comentados además por el Director Espiritual de nuestro Seminario Mayor. Todos los asistentes quedaron muy contentos, y nosotras más, porque, una vez terminada la celebración, y dado que el próximo acto no se celebraría hasta una hora después, tuvieron la bondad de dejarnos en clausura, la teca que contiene  un parte del corazón del Santo.
Esta teca, en forma de corazón, se desprende del relicario grande que estaba en la Iglesia.
Después de darla a venerar a la gente, la pasaron para venerarla nosotras. Cuando pensábamos que tendríamos que devolverla en el momento, nos avisaron de que podíamos  tenerla con nosotras  durante unos tres cuartos de hora, hasta que viniesen a recogerla. En seguida improvisamos dónde colocarla. Con ella entre nosotras pedimos al Señor por tantas cosas como la Sta. Madre pediría si hubiese tenido esta oportunidad.  ¡Que el Santo Maestro Avila interceda  por nosotros, y nos alcance nuevas vocaciones según el corazón del Señor!



enviar por email Imprimir

« PROFESIÓN SOLEMENE EN EL CARMELO DE BURGOS ¡¡ALELUYA!! »