jueves, 19 de septiembre de 2019

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

sanlorenzo

León -S. Lorenzo



En recuerdo del P. Luciniano Luis y en Honor de Santa Hildegarda de Bingen.

El pasado miércoles, día 3, dábamos sepultura en La Coruña a nuestro hermano, P. Luciniano Luis. Mañana Domingo, día 7, en Roma, el Papa Benedicto XVI declarará oficialmente Doctora de la Iglesia a Santa Hildegarda de Bingen.

En los últimos años del P. Luciniano fue Santa Hildegarda  uno de los personajes   que más le ocuparon y le atrajeron. A ella dedicó el Capítulo Sexto  (Pgs. 131-159) de su último libro “Mística de los ojos abiertos. Testigos de un Dios cercano”, de nuestra Editorial Monte Carmelo. No necesito deciros que su lectura os ha de enriquecer mucho.

En el Archivo Adjunto podéis ver un pequeño reportaje que, hace unos días, transmitió la Segunda Cadena de la Televisión Alemana sobre la Santa. En él, la presentadora  habla de Santa Hildegarda como la Mujer más destacada de La Edad Media; La primera investigadora de la Naturaleza, Médica, Compositora Musical, Poetisa, Profeta, Mística con visiones Extraordinarias ya a sus cinco años. Ya en sus tiempos fue famosa por sus visiones. Fundó Dos Monaterios y predicó en las plazas de los mercados; algo inaudito en una mujer y en aquella época y que, desde mañana, será Oficialmente la Cuarta Mujer Doctora de la Iglesia.

Pueden ver el Relicario donde se guardan la Cabeza, el Corazón y la Lengua; según el testimonio de la Religiosa que pudo verlo, no convertidos en cenizas.

Aparecen vistas del lugar donde estuvo ubicado el monasterio en el que vivió y que en La Guerra de los Treinta Años fue incendiado. Hoy (todo un símbolo de su pensamiento) pasa por allí el ferrocarril y queda una Villa donde trabajan, no teólogos, sino  Ingenieros y Geólogos. Uno de ellos nos cuenta cómo, a veces, llaman a la puerta personas buscando experimentar la fuerza magnética de la Mística Doctora. Junto a esa Villa se presenta la Cripta bajo la antigua Iglesia, donde ciertamente estuvo La Santa hoy lugar de recogimiento y encuentro con el Espíritu.

Su doctrina la resume la experta en los escritos de la Santa, Drª.Hildegar Strickersschmidt, rodeada de flores, en un jardín, con una rosa en la mano, con la frase de la Santa que veía al Hombre como la Maravilla de Dios y como centro del Cosmos: “ Yo soy una grandiosa obra extraordinaria”. Afirmación central de su doctrina, no tan claramente encontrada en otra persona anterior.

Estamos convencidos de que el P. Luciniano está ya gozando de esa visión.

Perdone lo largo de esta nota y haga Click en el Archivo Adjunto. Gracias.



Documentación: docSanta Hildegarda.wmv

enviar por email Imprimir

« Tres eran Tres... Profesión Solemne de Fr. Rafael de la Virgen de la Antigua. »