jueves, 19 de septiembre de 2019

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

bannerIberica

Guayaquil



NUESTRA DECISION LINEAL

ATRAE NUESTROS CORAZONES, SEÑOR

FOTO
Hola queridos hermanos: pasa el tiempo y se abre una nueva oportunidad para seguir el trazado de nuestra decisión en el Señor. Cuántas veces ha llegado al palpitar del corazón la metanoia de estos días santos de la Cuaresma que inauguramos con el signo del Amor infinito sobre nuestras frentes, signo que traspasa la piel con el fuego de su santo espíritu, tocando el pensamiento para restaurarlo siempre en positivo; tocando el sentimiento para imprimir el ser de Cristo; tocando la acción para volcar todo el ser en el suyo, no conceptual sino vivamente.

El tiempo de Cuaresma, nos infunde una poderosa corriente de espiritualidad que inunda el corazón y el ser totalmente, aunque a penas se nota dicen los entendidos, pues es suave y tranquila como una leve brisa, dicen que es casi imperceptible pero es auténticamente real e infinitamente concreta, pues el amor de Dios nunca es en abstracto. Nuestros santos padres Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, nos lo comunican vivamente en sus escritos, mejor dicho en sus vivencias a través de fonemas transmutadas en palabras de fuego.

Tenemos la certeza que su Amor en estas condiciones, es de una fuerza incontenible y vigorosa como la de un huracán de amor y de generosidad. Son deseos que siempre se nos escapan hasta que escuchemos la voz interior de la Palabra. Que este tiempo santo de la Cuaresma nos permita realizarlo de verdad; la última vez que nos encontramos con Mons. Gonzalo López en Madrid, vísperas de los Reyes, quizá pude ver mejor todo lo que he escrito, al final del hermoso día de encuentro, antes de la Santa Eucaristía, noventa minutos en silencio frente al Amor y escuchar el silencio.

QUE ESCUCHEMOS EL SILENCIO INTERIOR QUERIDOS HERMANOS y podamos gozar intensamente de estos hermosos días de la santa Cuaresma y seamos transformados con el Amor que desborda como es el de Cristo. Los quiero mucho, felicidades!

Edgar, OCD



Documentación: docNella Fantasia.mp3

enviar por email Imprimir

« EL DESAFIO DE SER CRISTIANO EN EL SIGLO XXI GUSTANDO EL SONIDO DEL SILENCIO »