martes, 17 de septiembre de 2019

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

felices

Guayaquil



EL ARTE DE BENDECIR

VIVIR EL AHORA

FOTO
Bendecir significa desear y querer incondicionalmente, totalmente y sin reserva alguna el bien ilimitado – para los demás y para los acontecimientos de la vida – haciéndolo aflorar de las fuentes mas profundas y más íntimas de tu ser. Esto significa venerar y considerar con total admiración lo que es siempre un don del Creador, sean cuales fueren las apariencias. Quien sea afectado por tu bendición es un ser privilegiado, consagrado, entero. Bendecir significa invocar la protección divina sobre alguien o sobre algo, pensar en él con profundo reconocimiento. Significa también llamar a la felicidad para que venga a EL, y en nuestro Carmelo siempre hemos de bendecir por el día, a la tarde, al anochecer, siempre. Y que mejor que en este día renovemos nuestra Bendición Mutua con alguien que es de todos y que siempre tuvo un gusto por el Carmelo.

Para Juan Pablo II el Grande , bendecir significaba reconocer una belleza omnipresente, oculta a los ojos materiales , justo en el momento presente para crecer, avanzar y llenar tu vida de gozo, el Presente es HOY.

Es imposible bendecir y juzgar al mismo tiempo. Mantengamos el deseo de bendecir como una incesante resonancia interior y como una perpetua plegaria silenciosa, porque de este modo seremos de esas personas que son artesanos de la paz,en el arte de Vivir y un día descubriremos por todas partes el rostro mismo de Dios:  Te vengo a ofrecer mi corazón ...

Y por encima de todo, "nunca olvidemos de bendecir a esa persona maravillosa, absolutamente bella en su verdadera naturaleza y tan digna de amor, que somos nosotros mismos", una frase que me llenó mucho del P. Antonio Fortes, OCD estos días acá en el CITeS.  QUE ASI SEA, AMEN!



Documentación: docMercedes Sosa-Yo vengo a ofrecer mi corazón.mp3

enviar por email Imprimir

« ONDAS DE PAZ SILENCIO SUAVE, DULCE SONIDO »