martes, 17 de septiembre de 2019

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

felices



LA GRAN MARCHA

Las organizaciones populares y las comunidades cristianas de Sucumbíos se unieron en este día para hacer una GRAN MARCHA: LA IGLESIA DE SAN MIGUEL DE SCUMBÍOS CAMINANDO CON LOS DOS PIES. Era un ambiente de fiesta, de alegría... de querer demostrar que Isamis sigue estando viva, a apesar de los duros golpes, que desde la propia Iglesia le vienen. Dos mil, dos mil quinientas, tres mil personas.... era realmente un río de gente gritando: VIVA ISAMIS! ¡FUERA LOS HERALDOS!
Las organizaciones de mujeres celebraban el DIA DE LA MUJER, postergado por el carnaval. Y lo querían celebrar precisamente con una gran marcha a la que habían invitado a otras organizaciones y comunidades cristianas de Isamis para exigir al Gobierno la salida de los Heraldos del Evangelio del país. Animadas y animados por las expresiones que en días anteriores el mismo Presidente había dicho en la condecoración de Monseñor Gonzalo, defendiendo la labor que la Iglesia de Sucumbíso había hecho en favor de los más pobres del país.
Pero la lucha continúa. Hay mucha gente que nos anima a seguir defendiendo ese modelo de Iglesia evangélico, cercano a los pobres y esperanza para mchos cristianos y cristianas de América Latina.
El lema de la marcha: CAMINADO CON LOS DOS PIES, expresa lo que hemos vivido y queremos seguir viviendo. Una Iglesia enraizada en la persona de Jesús y comprometida con el pueblo.
Seguimos contando con su oración y solidaridad.
Y el próximo martes... otra condecoración. Ahora será el Congreso Nacional del Ecuador quien otorgará un nuevo reconocimiento a esta Iglesia, a este trabajo --- en la persona de Monseñor Gonzalo!
Nos felicitamos y nos unimos en la lucha.
Aprendimos la lección de la Madre: cuando el nuncio Sega quería cortarle el camino de la Reforma, ella acudió al brazo secular y consiguió que el Rey le sacase las castañas del fuego. No podrás ser ahora lo mismo! Confiemos que la Madre no se haya olvidado de las buenas estrategias y nos apoye también ahora.



enviar por email Imprimir

« COMPARTIENDO EL DOLOR Y LA ESPERANZA CONDECORACIÓN A MONS. GONZALO »