domingo, 22 de septiembre de 2019

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

LogoIberica1

Guayaquil



Dájate iluminar por la LUZ

del Santo Hermano Miguel en el CARMEN de Guayaquil

FOTOHola queridos hermanos de la Provincia: los queremos mucho y siempre será así. Qué hermosos son los pies del mensajero que anuncia la Palabra de Dios nos dice la Sagrada Escritura, de seguro el profeta Isaías desbordaba de gozo de Su Presencia. Los iluminados gozan de una intuiciòn sutil y genuina de los Misterios de la Salvación.

Primero estuvo con nosotros las Reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús, OCD y fuimos los pioneros en recibirla y le regalamos unos petalos de rosas que se iban deshojando toda la Noche de la Vigilia, fue súper especial. Ahora el Señor Dios nos abriga el corazón con las reliquias del Santo Hermano Miguel, es por la mañana: 08H00 de una puntualidad única. Tenemos las naves de la Iglesia llenas. Los honores de la Banda con los Himnos del Ecuador del alma, del gran Guayaquil y de su Amor de siempre, MARIA. Daban inicio 6 horas de presencia viva. Nunca buscó honores este Santo ecuatoriano, ya solo decir iluminado sabemos es decir HUMILDAD, pero lo recibimos con el mismo sentir, "Què hermosos son los pies del mensajero..." (sus santas reliquias). Nuestro Coro Parroquial al igual que el día de Santa Teresita del Niño Jesús, OCD tuvo cantos propios al Santo. Tan especial es su presencia que desborda tanto Amor, "Amor con amor se paga". Monseñor Aníbal Nieto, OCD cerró la Jornada con mucho gozo y su corazón abrió los ojos al ver este día especial y la Iglesia toda hermosa y radiante, gracias a hermosìsimas flores que engalanaban totalmente el día, nuestros bienhechores en la Divina Providencia dieron todo.

Gracias por tanto Amor, Señor Jesús. Dèjate iluminar por la Luz del Santo Hermano Miguel en el Carmen.

Bendiciones.




Documentación: docsea-of-teeth-sparklehorse-its-a-wonderful-life-192kbps-04.mp3

enviar por email Imprimir

« EL GOZO DE SEGUIR Caminando por los sueños »